Entrar | Subir audios
¿Olvidaste la clave? ¿No tienes cuenta? Registrar
cabezal
VER POR FECHAS
Diciembre / Calendario
Los audios en Radioteca tienen Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0. Puedes difundirlos, copiarlos o transmitirlos citando la fuente y licenciando igual las obras derivadas.
Audio

EL COCUYO Y LAS ESTRELLAS

- Información
Teatro del Aire (Venezuela) | Idioma: Castellano | 1 de marzo de 2008
Descripción: Cuento del Cocuyo que fue feliz por ser comparado con una estrella.
0
0
Votar
Compartir
Libreto:

El Cocuyo y las Estrellas.

Autor: Renato Agagliate.

Producción: Grupo Teatro del Aire.

Dirección: Nilda Sarmiento.

Control: Instrumental New Age.

Efecto: luminoso, campanillas.

Narradora: _ Había una vez un cocuyo, chiquito pero ambicioso. De noche, se quedaba mirando las estrellas y decía:

Cocuyo: Aquellas son mis hermanas. ¡Qué suerte la de ellas, brillar en el cielo azul! ¡Qué bonitas se ven! Yo, en cambio, qué infeliz soy mi lucecita se pierde en la oscuridad de la sabana.

Narradora: Una noche, el Cocuyo sintió tanta envidia de las estrellas; que decidió dejar la tierra y subir, subir hasta alcanzarlas.

Efecto luminoso

Narradora: Pero antes fue a consultar a una ardillita, vieja y muy sabia.

Cocuyo: Ardillita necesito llegar a las estrellas ¿Cuál camino debo tomar?

Ardilla: Mi estimado cocuyo, yo no conozco camino alguno que lleve al cielo, de todos modos; prueba montarte en aquel jabillo, sus ramas son tan altas que posiblemente estén cerca del cielo.

Cocuyo: ¡gracias ardilla, llegaré a las estrellas!

Narradora: Y se echó a volar en dirección al jabillo, subió por el tronco y llegó hasta la rama más alta.

Cocuyo: ¡Qué triste, ya no puedo subir más!

Narradora: ¡Qué decepción, desde tanta altura las estrellas se veían aún muy altas. Demasiado arriba.

Cocuyo: Nunca seré una estrella!

Narradora: Y se puso a llorar desconsoladamente.

Cocuyo: Ya no puedo llegar a las estrellas.

Narradora: Su llanto no hubiera terminado, si antes no escucha:

Efecto: sonido pájaros.

Voz: ¡Una estrella, una estrella, una estrella!

Narradora: Era un pichoncito de azulejos.

Voz: Mami, mami, una estrella se ha posado en las ramas, arriba de nuestro nido.

Narradora: Al escucharlo el cocuyo se estremeció de contento y dijo para sí.

Cocuyo: ¡Qué emoción, ahora yo también soy una estrella!

Narradora: Desde entonces, el cocuyo dejó de envidiar las luces del cielo. Todas las noches sale a prender su farolito. Y así se sintió feliz para toda la vida.

Los audios en Radioteca se publican con Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0. Puedes difundirlos, copiarlos o transmitirlos citando la fuente y licenciando igual las obras derivadas.
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.
Sitio apoyado por: hivos
Sitio desarrollado sobre Cyclope GPL hecho por Código Sur hivos