ALÍA Y KLYDE SABEN QUE LA CULTURA ES UN DERECHO EN CUBA.
0:00:00
0:01:23
Producido por: Agencia Cubana de Noticias (Cuba) Idioma: Castellano Formato y tamaño: mp3 / 1,28 Mb Fecha de producción: 10 de Diciembre de 2019

Descripción:


Cada lunes a las cuatro de la tarde, en la casa de cultura Pedro Junco, del municipio de Pinar del Río, Alía y Klyde confirman que la cultura es un derecho en Cuba, de esos que no son a medias y se materializan para todos por igual.

Libreto:

EXCLUSIVA NACIONAL (SERVICIO DE ACN RADIO)
FECHA: 10-12-19
REDACTOR: Evelyn Corbillón Díaz-Tomás Noda

SONIDO: TEMA DE PRESENTACION

LOC: Alía y Klyde saben que la cultura es un derecho en Cuba.

Cada lunes a las cuatro de la tarde, en la casa de cultura Pedro Junco, del municipio de Pinar del Río, Alía y Klyde confirman que la cultura es un derecho en Cuba, de esos que no son a medias y se materializan para todos por igual.
Sin miramientos de raza, credo o posición económica, ambas infantes encuentran en la danza un modo de expresión, incluso con sus escasos cinco años.
En el tabloncillo de la institución que por varias décadas ha acogido a pinareños de todas las edades, viven una experiencia nueva cada siete días, “encarnan” roles insospechados y descubren la fuerza de la amistad.
Ellas no conocen que el artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos plantea que toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.
Pero sí saben del valor de una coreografía creada por su profesora- ahora con Lo feo, de Teresita Fernández- para presentar en algún evento de la provincia, o simplemente, disfrutar de las bondades de un proyecto socialista pensado en pos de bienestar del pueblo.
Alía Blanco estudia en la escuela Josué País y Klyde Vilaú, en República de Argentina, ambas en prescolar y con la semejanza de que sus padres y abuelas no se limitan por distancias cuando de cumplir los sueños se trata.
Procedente de una familia de músicos y residente en el entronque de Ovas- a unos 10 kilómetros de la urbe cabecera- Klyde también participa en talleres de canto, y al decir de su abuela, Julia Leydis Hernández, acceder a manifestaciones del arte desde edades tempranas y de forma gratuita, “es algo que solo sucede en Cuba”.
Porque el sistema de casas de cultura, nacido en enero de 1978, constituye uno de los tantos ejemplos de cómo el Estado cubano vela por el respeto de los derechos de cada individuo; en este caso, a partir del fomento y desarrollo de las artes en personas de todos los grupos etarios, a las cuales abren sus puertas.
Convencidas de que las niñas son felices en las manifestaciones artísticas que desarrollan, las dos familias agradecen su formación inicial y desde ya se alistan para un futuro de danza y música, a la altura de las aspiraciones de Alía y Klyde.

ACN RADIO

Audio disponible en esta dirección: https://radioteca.net/userprofile/ain_cuba/


Este material se publica bajo los términos de la licencia: Licencia de Producción de Pares

Usted es libre de:
Compartir — copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato.
Adaptar — remezclar, transformar y construir a partir del material.

Bajo los siguientes términos:
Usted debe dar crédito de manera adecuada, brindar un enlace a la licencia, e indicar si se han realizado cambios.
Si remezcla, transforma o crea a partir del material, debe distribuir su contribución bajo la la misma licencia.
El uso comercial de este material solamente está permitido para organizaciones pares*.

 

Hay 0 comentarios

captcha