CON FIDEL EN LA MEMORIA
0:00:00
0:19:54
Producido por: Radio Guamá (Cuba) Idioma: Castellano Formato y tamaño: mp3 / 18,23 Mb Fecha de producción: 21 de Enero de 2019

Descripción:

La combatiente Georgina Leiva rememora las sensaciones experimentadas cuando conoció de la muerte de Fidel Castro.

Libreto:

Espacio. El cuento
Nombre. Con Fidel en la memoria.
Escribe: Rafael ferro salas.
Asesora: Carmen julia Rodríguez
Dirige. Felipe machín Vento.
Sonido:
Efectos:
Narra:
Personajes edades elenco
Gina 80 Laura Chirino Puentes
Fidel ... Jorge Pedro Marrero
Mujer 40 Yaquelín Torres Ramírez
Niña 7 o 8 Gladys Torres

NARRA: PRESENTACION DEL ESPACIO. DILUYES EN…
SONIDO: INTERIOR CASA, SUENA TELEFONO A SEGUNDO.
EFECT: MUJER CAMINA EN PRIMER Y LEVANTA.
GINA: (SOÑOLIENTA) Oigo (P) Carlitos, sí, soy yo ¿Qué pasó? (P) (SORPRENDIDA) Pero… ¿Tú estás seguro de eso? (LLOROSA) ¿Raúl lo dijo oficialmente? (LLORA) No, no puede ser.
SONID: ENTRA CON TEMA DEL AMOR F FERNANDEZ BAJA A DISCURSO RAUL ANUNCIANDO FALLECIMIENTO DE FIDEL. SUBES Y BAJAS A GINA.
GINA: (ENJUGA LLANT) Serían las doce de la noche cuando mi hijo Carlos me llamó para darme la noticia de su fallecimiento. Por el tono de su voz comprendí que era la verdad absoluta. Mi hijo me hablaba casi en susurro, quizá evitando dañarme con sus palabras. Era verdad, Raúl lo había dicho.
SONIDO: SUBE TEMA DEL AMOR Y BAJA A NARRADOR.
NARRA: (RR) Con Fidel en la Memoria (P) Tomado del relato “Yo Soy Fidel” de la combatiente de la Revolución cubana Georgina Leyva Pagán. Escribe, Rafael Ferro Salas, asesora Carmen Julia R, dirige, Angel F Machín Vento.
SONIDO: SUBES Y DILUYES EN INTERIOR CASA.
GINA: Me vestí de verde olivo y partí para hacer la guardia de honor junto a mi compañero el comandante Julio Camacho Aguilera. Otra vez nos convocaba el jefe, esta vez para una despedida definitiva, dolorosa, sin regreso, inevitable. (ENJUGA LLANTO) Allí no lloré, fui valiente, a él no le hubiera gustado. Mi corazón quería salir de mi pecho con un grito contenido en la garganta (SUSPIRA EVOCANDO)Él lo había dicho en enero del 59 cuando triunfamos y vio la inmensa multitud de pueblo recibiéndolo.
SONID: DISCURSO DE FIDEL ANTE MULTITUD. DILUYES. EN INTERIR DE CASA.
GINA: Al regreso de todo, la calma, el duelo. Ir soportando poco a poco la idea de sentirlo ausente físicamente, caminar sin él, seguir adelante con su ejemplo. Y por un instante, los fantasmas del pasado caminando entre las sombras lejanas del recuerdo. Sentir su mano en mi hombro, escuchar sus palabras de esperanza y ánimo, su sonrisa de optimismo y futuro.
ESTUD: (MULTITUD GRITA YO SOY FIDEL REPETIDAS VECES) A FONDO.
FIDEL: Gina ¿Qué sucede, porque el pueblo exclama eso?
GINA: (LLOROSA) Por solidaridad, Fidel. Es como un grito negando tu partida.
ESTUDI: SE VA DILUYENDO EL CORO A PERDERSE.
FIDEL: (SUSPIRA) Creo que es un grito convocando a la unidad.
GINA: Pienso lo mismo, fuiste el gran arquitecto de ella. Desde el mismo principio luchaste por tenernos unidos.
FIDEL: ¿Cómo está Camacho? No lo dejes solo nunca.
GINA: (SUSPIRA SONRIENDO) Ya cumplió noventa años…
FIDEL: (SONRIE) Cuídalo siempre, la Revolución necesita que llegue a los cien.
SONID: TEMA DEL AMOR. BAJA A FONDO DE ELLA UN RATICO.
GINA: Y la fuerza inaguantable de mi pueblo que me empuja hacia adelante, haciéndome avanzar como si fuera su mano. Y las nubes bajan en inmensa cortina blanca convertidas de súbito en su barba (ENJUGA SONRIE) recuerdo cuando se la dejó crecer hasta tocarle el pecho. Entonces un escultor soviético amigo nuestro, me aconsejó que le dijera que se la recortara porque lo envejecía en apariencia.
FIDEL: (SONRIE) ¿te acuerdas, amiga? Fue Kerber, el escultor de Lenin… pero ya mi barba era un símbolo, mi pueblo la exigía como propia ¿tú no crees? Mi barba soy yo, es mi lucha, es Cuba, es la Sierra donde se cobijan mis compañeros caídos…
GINA: Sus palabras en mis idos, y yo sin saberme dormida o despierta. Son los misterios del duelo, esas horas negras que vienen después de los sepelios. La muerte es un arma poderosa, pero a veces tolera y se deja vencer por los recuerdos. Es un batallar constante entre ella y las recurrencias, como el flujo infinito de las mareas dirigidas por la luna. Fidel en la memoria, con su palabra precisa, su mirada constante, su sonrisa perfecta de futuro y confianza en los humanos.
FIDEL: Gina, es necesario que el pueblo siga unido. Esa será la tarea de ustedes los que siguen entre ellos. Todos en una misma consigna por la patria.
ESTUDI. Y SOY FIDEL VARIAS VECES. VAS DILUYENDO A FOND.
FIDEL: Y más que eso, que digan que son Cuba, el ejemplo. No se pueden dejar perder los ejemplos, recuerden que los sustenta la historia. La Revolución ha tenido que pasar por muchas pruebas, quedan nuevos e inevitables retos ¿recuerdas los primeros años de la Revolución?
GINA: (SUSPIRA) Fueron hermosos, difíciles, pero estabas con nosotros, siempre al frente. Enero es como un sol en la memoria de todos nosotros, jefe. Tú construiste ese enero.
FIDEL: (SONRIE) Fuimos todos, Gina, Tú, Julio, los demás compañeros, sostenido el triunfo con tantas vidas preciosas de hermanos que partieron en plena juventud. Perdimos a mucha gente buena en las batallas, también perdimos a muchos que después fueron confundidos. Las revoluciones son imperfectas, eso es lo más lindo de la nuestra, su imperfección es como una exigencia perpetua al perfeccionamiento.
GINA: El pueblo sin ti parece huérfano, es como un niño que ha perdido la mano que lo guía ¿cómo aprenderemos a caminar sin ti, comandante?
FIDEL: Con los pasos de siempre, Gina, los de la esperanza y la fe en la victoria. La muerte se detiene ante eso. Hay que retarla, ganarle, convencerla de que la vida es necesaria y que ella es un defecto.
SONIDO: CANCION (HOMBRE LOS AGRADECIDOS TE ACMPAÑAN) A FONDO.
GINA: Y ahora vuelven las imágenes de su presencia en aquel recorrido, aquella urna diminuta queriendo reventar con tanto contenido dentro. El mar de pueblo corriendo tras el cortejo, empeñado en no dejarlo irse. Cada localidad lo quería suyo, se negaban a la partida, pero era el reglamento, y el pueblo declarándose enemigo de los protocolos. Y Raúl al frente, convertido en una inmensa lágrima retenida. Hay una imagen que no se borra de mi mente, la de aquella señora negra, de pueblo, que llorando gritó al ver pasar la muerte.
MUJER: (LLORANDO) (RR) Pero, Fidel ¿te vas? (LLORA)
GINA: Y la niña con su corazoncito fuera del pecho casi y el letrero con tu nombre en su frente.
NIÑA: (RR) Me pinto su nombre en la frente, porque en el corazón no puedo.
SONIDO. SUBE MUSICA CORAZON SOBRE LA TIERRA Y VAS DILUYENDO.
FIDEL: Hasta la naturaleza tuvimos en contra desde siempre ¿recuerdas el Flora?
GINA: (SONRIE) Las peleas de Almeida para que no subieras al anfibio allá en Oriente (SONRIE) Pero que va, no pudo convencerte, allí saliste a detener ciclones con tu presencia de vanguardia. Desviando el aire y la lluvia para que no siguieran dañando a tu pueblo. Toda el agua en tu cuerpo, todo el viento, pero los tuyos protegidos de los elementos.
FIDEL: Nos han herido muchas veces, Gina, intentarán seguirlo haciendo ¿recuerdas el crimen contra los muchachitos en barbados?
SONIDO: ENTRA CON DISCURSO DE BARBADOS (MILLONES DE CUBANOS HASTA QUE DICE CUANDO UN PUEBLO ENERGICO Y VIRIL…)
GINA: Siempre hemos caminado con la muerte en un costado y las amenazas en el otro, pero venciendo contigo. El día de tu partida el pueblo despertó más temprano al llamado de Raúl. Se desplegó a lo largo y ancho de la isla, como en coreografía planificada, tirando hacia el occidente, evitando tu viaje hasta el Oriente, pero… no podemos olvidar que por allá es que el sol sale…
FIDEL: Por el Oriente le sale el sol al mundo, y a la patria le ha salido siempre, desde Céspedes, Maceo, Agramonte. Allí están todos ellos, viviendo en esa latitud, alumbrando el camino. El oriente siempre es luz.
GINA: Nos enseñaste la hermosa necedad de defender las utopías, y demostrar que son posibles, Fidel.
SONIDO: CANCION EL NECIO Y VAS DILUYENDO.
FIDEL: Gina, recálcale a los compañeros que lo primero es el pueblo. La gente nunca se equivoca, nos debemos a ellos. Que piensen en el Che, en su ejemplo, siempre el pueblo, primero el pueblo, nuestra gente. Cada niño, cada obrero, cada mujer desde su casa, cada anciano, todos son la razón de nuestros desvelos, y lo seguirán siendo.
GINA: Ya eres pueblo Fidel. Eres legado indestructible, perpetuo, eterno. El pueblo eres tú, tú eres el pueblo.
ESTUD: GRITOS DE YO SOY FIDEL. SERIA BUENO TOMARLO DE LA MANIFESTACION DE AQUELLOS DIAS FELIPE. VAS DILUYENDO.
SONIDO: TRUENO, LLUVIA.
FIDEL: En Santiago llovió el día de la llegada…
GINA: Creo que era llanto del cielo. Subió desde el pueblo y las nubes no pudieron con tanto dolor, reventaron sin remedio. En el Cobre lloraron los santos, la Caridad gritó en un trueno. Saltaron cristales y el monte se sacudió, tembló la tierra y los animales se asomaron sin miedo. Todos hicieron filas para verte.
FIDEL: (SUSPIRA) Que linda es Cuba… se va conmigo a todas partes, ya nadie puede quitarme eso.
GINA: Porque eres Cuba, jefe. Y lo seguirás siendo. Como la canción de aquellos días primeros. Un Fidel vibrando en la montaña, junto al rubí, las cinco franjas y la estrella.
SONIDO: CANCION CUBA QUE LINDA ES CUBA (OYE TU QUE DICES) Y DILUYENDO.
FIDEL: Cuba es una canción de gesta, Gina. No se puede apagar esa música de nuestra gente. Es nuestra razón de ser ante los retos. La risa, la alegría y la fe en la victoria ¿sabes por qué? Porque lo merecemos.
GINA: La canción le gana siempre al peligro.
FIDEL: Y han globalizado el peligro, Gina. No es Cuba sola la que está en el centro del riesgo, lo está el mundo. Y nada humano nos puede parecer ajeno. Somos el mundo. Si Cuba lucha, lo hace por el mundo. Hay que enseñar a los malos a respetar los valores humanos, cada hombre tiene derecho a su lugar bajo ese sol.
GINA: Y estamos defendiendo el socialismo, la enorme aspirina del tamaño del sol que aliviará los dolores de todos. Por ello hay miles luchando.
FIDEL: Gina, un día el mundo será un lugar hermoso. Es una pena que una vida no alcance para tanto ¿verdad?
GINA: Tú vas a estar aquí ese día. Has partido en un viaje al futuro, siempre empeñado en visitarlo, para después regresar a contárnoslo. Eres la única persona que tiene ese don mágico (SONRIE) ¿Recuerdas tu frase de Volverán, cuando los cinco? Ellos regresaron, y alguien dijo en el público que ya tú habías vivido el día del regreso antes que nosotros.
FIDEL: (SONRIE) A veces creo que el pueblo me idealiza, diles que no me idealicen, que no me pongan en piedras, ni en monumentos, que no me erijan como símbolo. A fin de cuentas acabará la luz un día en el universo y ya no seremos nada, solo sombras, polvo de sueños.
SONIDO: MUSICA FRONTERA DEL DEBER, VAS DILUYENDO A FONDO DE ELLA.
GINA: Fueron las jornadas más dolorosas de nuestra historia, nunca estuvimos preparados para eso. El día de su partida fue el día que más vimos temblar a la injusticia, porque el llanto de todo un pueblo era viril y enérgico, sincero, nos sentimos huérfanos y el miedo les entró con fuerza a los que desde cualquier latitud se empeñan en matar la esperanza. Se asustaron tanto, que muchos sintieron respeto. Nosotros estábamos ilusionados, llegamos a pensar que la muerte se había enamorado de ti y no quería llevarte. Nos confiamos, Fidel, después nos dimos cuenta que estabas hecho de carne y hueso.
EFECT: SE LEVANTA Y CAMINA, ABRE VENTANA, CIUDAD A TERCER PLANO.
GINA: Cada día, al abrir una ventana, la ciudad y sus ruidos anuncian los retos. Tú presencia está en los niños de la patria que ríen, los que salvaste, los que sigues salvando.
SONIDO: RISAS DE NIÑOS JUGANDO. MANTEN UN RATICO.
GINA: Recuerdo aquellos días de la creación del Grupo Integral de Desarrollo de Guanahacabibes… tus palabras a Camacho.
FIDEL. (RR) (SONRIE) Nadie mejor que tú para esa tarea, Camacho. Estás tan ligado a los pinareños y ellos a ti…
GINA: (SONRIE) Así es, inevitable… un compañero nuestro dijo un día que a Camacho cuando más le brillan los ojos es cuando está rodeado de pinareños.
FIDEL: Camacho es Pinar del río, Pinar es Camacho…
GINA: (SUSPIRA) Lo vi triste cuando tu partida. Fue como si un enorme pedazo de luz cayera al suelo. Los dos estuvimos tristes, muy tristes… pero nos dimos a la tarea de levantar del suelo todos los pedacitos de luz, uno por uno, y meter el sol otra vez en nuestra casa, en nuestras vidas. Camacho es fuerte y me da fuerza, cada día nos damos un baño de pueblo que nos da impulso para seguir haciendo. Y ahí están nuestros hijos, apoyo necesario en nuestras vidas, dueños del legado, seguidores de lo que vamos haciendo hasta el final de nuestros días, en que estaremos contigo, al frente, como siempre.
SONIDO: MI LECHO ESTÁ TENDIDO INSTRUMENTAL.
GINA: Cumplir bien la obra de la vida es lo único que esquiva a la muerte, Fidel. Esa ha sido tu enseñanza. Y mucho más allá de la muerte, se queda lo que vamos dejando como fruto en el camino. Repartiste tanta luz, que ayudaste a derribar los velos del misterio y la desesperanza, ahora eres resplandor perpetuo, inapagable. Huesos que se transforman en espadas, piel que se extiende por el mundo, palabra que redime, vigente, activa, símbolo del ánimo y de todo lo bueno.
SONIDO: SUBE INSTRUMENTAL Y BAJAS A FONDO.
GINA: (SUSPIRA LLOROSA) Para nadie es un secreto, los revolucionarios de este mundo en cada momento difícil, vamos a extrañarte, es inevitable, tu consejo y tu palabra eran siempre la solución a mano. La vida nos pone a prueba, y ahora, después de tantos años, debemos empezar a caminar sin ti, dando tumbos imprecisos, pero sin detenernos, no es tiempo de ceremonias, el futuro confía en nosotros, y hay que cumplirle. Es una pena que no haya tanta vida ya de por medio, pero ahí están los nuevos. La esperanza formada por nosotros. No son perfectos, pero son los nuestros, los de su tiempo, que no es el mismo que vivimos antaño, pero viene siendo igual.
SONIDO: PARTE INSTRUMENTAL PEQUEÑA SERENATA DIURNA SILVIO Y VAS DILUYEND.
EFECT. VIENE CAMINANDO DE INTERP, LLEGA. SE SIENTA. MUEVE PAPELES.
GINA: (ENJUGA) Aquí están los periódicos y revistas de aquel día, en el papel se puede respirar el llanto. Ya estamos en otro aniversario. Otra vez las lágrimas afloran. Es inevitable, quizá y hasta otra vez llore el cielo ¿Quién sabe? La vida al encontrarse con la muerte, nos tiene siempre una sorpresa. Los amigos volverán a reunirse para contar historias. Los que tuvimos el privilegio de tenerte cerca, conversaremos otra vez contigo. Cada aniversario es un reencuentro. Ya partieron algunos después de ti, son los que regresarán contigo y les contaremos cómo van las cosas. La patria sigue bonita, rebelde y cambiando. Fidel, nadie puede negar que Cuba, sin ti, es un sitio más triste, pero en cada esquina hay un canto que suena y devuelve la alegría.
SONIDO: ALAS DE COLIBRI. BAJA A FONDO.
GINA: Nuevo aniversario de tu salida a la eternidad, los cubanos todos en peregrinaje infinito, como en congreso de lo unido defendiendo tu legado. Fidel, llegaremos a la piedra para ratificar juramentos y palabras empeñadas en nombre del futuro. Somos pueblo, a él nos debemos.
FIDEL: (RR) Gina, recuerda, cuida a Camacho, para que llegue a los cien años, Cuba los necesita, a todos. Vivan para el pueblo, nuestro pueblo, cúmplanle.
SONID: SUBE CANCION Y BAJAS.
GINA: (LLORA) Caramba, que corta es la vida y que larga la esperanza. Al Oriente de Cuba, por donde el sol sale, hay una enorme piedra en la que tú descansas. Allí estarás, renaciendo, entregado, como siempre, a la infinita labor de repartir la luz a todos, por los siglos de los siglos.
SONIDO. SUBE Y BAJA.
NARRA: Este trabajo ha sido dedicado a la memoria del comandante en jefe en el segundo aniversario de su partida física (P) Agradecemos la colaboración sincera para la realización del mismo a los compañeros Gina Leyva Pagán y al comandante del Ejército Rebelde Julio Camacho Aguilera.
SONIDO: SUBE MUSICA.
NARRA: DESPIDE.
.

En Radioteca los audios, series y textos están publicados con una licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0. Puedes distribuir y transmitir el material citando las fuentes.Puedes mezclar, transformar y crear nuevo material derivado siempre que lo distribuyas bajo la misma licencia que la obra original.
 

Hay 0 comentarios

captcha