Radioteca ya no recibe más audios. Los audios existentes permanecerán en línea.

[Leer aviso]

Por falta de fondos, desde junio de 2020, este portal de intercambios se encuentra congelado. Ha sido imposible mantener activo el sitio que ha crecido constantemente desde que se abrió en 2006. Queremos agradecer a quienes, de una u otra forma, apoyaron esta iniciativa de Radialistas Apasionadas y Apasionados: la oficina de UNESCO en Quito por aportar el empujón inicial; a CAFOD por confiar siempre en nuestras iniciativas; a HIVOS y la DW-Akademie por sus apoyos para ir mejorando la web y mantener el servidor; a Código Sur por sostener técnicamente Radioteca la mayoría del tiempo que estuvo activa; a Roberto Soto por su solidaridad técnica en estos últimos años; y la Red de Radios Comunitarias y Software Libre que, junto a Guifi.net, permiten que esta versión final de Radioteca siga en línea y no se pierdan nunca los audios que muchas radios nos confiaron a lo largo de 14 años.

Recomendamos Archive.org para guardar tus audios online.

Escenarios
Descripción:

Qué es la Pascua? Este tiempo que se vivirá hasta el día de pentecostés. El Papa pide a sacerdotes ser pastores “con olor a oveja” y pescadores de hombres. Ricardo Paz, egresado de la Universidad Mariana de la Facultad de Posgrados y Relaciones Internacionales, pastuso y radicado en México, promueve el emprendimiento en los jóvenes, ha creado un modelo de formación significativo. Condenan el asesinato de dos defensores de derechos humanos sucedidos en el Cauca y Córdoba en Colombia Elizabeth Quiroz y Willian Paguatian, de la Fundación Jóvenes a la bien dan a conocer sus experiencias en el trabajo con jóvenes vulnerables y el deseo de articular esfuerzos con la Universidad Mariana.

Libreto:
No hay libreto disponible.

[Leer licencia]
Este material se publica bajo los términos de la licencia:
Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional
Usted es libre de:

Compartir — copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato.

Adaptar — remezclar, transformar y construir a partir del material.

Bajo los siguientes términos:

Atribución — Usted debe dar crédito de manera adecuada, brindar un enlace a la licencia, e indicar si se han realizado cambios.

No Comercial — Usted no puede hacer uso del material con propósitos comerciales.

Compartir Igual — Si remezcla, transforma o crea a partir del material, debe distribuir su contribución bajo la la misma licencia.


 
1 COMENTARIOS
correozar / 30 de March de 2013

Hay muchas imprecisiones en este comentario. No es un exegeta, ni biblista el que está comentando sobre la resurrección de Cristo. Tiene creencias comunes y las toma como verdaderas, cae en el mito, y también en teologías fundamentalistas que se alejan de otras visiones mucho más realistas y fieles a los evangelios. Se suele decir en teología que la resurrección de Jesús no es un hecho "histórico", con lo cual se quiere decir no que sea un hecho irreal, sino que su realidad está más allá de lo físico. La resurrección de Jesús no es un hecho realmente registrable en la historia; nadie hubiera podido fotografiar aquella resurrección. La resurrección de Jesús no tiene parecido alguno con la "reviviscencia" de Lázaro. La de Jesús no consistió en la vuelta a esta vida, ni en la reanimación de un cadáver (de hecho, en teoría, no repugnaría creer en la resurrección de Jesús aunque hubiera quedado su cadáver entre nosotros, porque el cuerpo resucitado no es, sin más, el cadáver). La resurrección de Jesús, es más que un fenómeno físico. De hecho, los evangelios, no nos narran la resurrección: nadie la vio. Los testimonios que nos aportan, son de experiencias de creyentes que, "sienten vivo" al resucitado, pero no son testimonios del hecho mismo de la resurrección. La pequeña comunidad de los discípulos, no sólo había sido disuelta por el "ajusticiamiento" de Jesús, sino también por el miedo a sus enemigos, y por la inseguridad que deja en un grupo, la traición de uno de sus integrantes (Judas). Los discípulos, tampoco estaban anunciando la resurrección de un alguien cualquiera, como si lo que importara fuera simplemente que un ser humano, cualquiera que fuese, había traspasado las puertas de la muerte. Cuando Jesús fue atacado por las autoridades, se encontró solo. Sus discípulos lo abandonaron, y Dios mismo guardó silencio, como si estuviera de acuerdo. Todo pareció concluir con su crucifixión. Todos se dispersaron y quisieron olvidar. Pero ahí ocurrió algo. Una experiencia nueva y poderosa se les impuso: sintieron que estaba vivo. Les invadió una certeza extraña: que Dios sacaba la cara por Jesús, y se empeñaba en reivindicar su nombre, y su honra. Creer en la resurrección de Jesús, es creer que su palabra, su proyecto, y su Causa, (¡el Reino!) expresan el valor fundamental de nuestra vida. Y si nuestra fe reproduce realmente la fe de Jesús, su visión de la vida, su opción ante la historia, su actitud ante los pobres, y ante los poderes. Será tan conflictiva como lo fue en la predicación de los apóstoles, o en la vida misma de Jesús.