Radioteca ya no recibe más audios. Los audios existentes permanecerán en línea.

[Leer aviso]

Por falta de fondos, desde junio de 2020, este portal de intercambios se encuentra congelado. Ha sido imposible mantener activo el sitio que ha crecido constantemente desde que se abrió en 2006. Queremos agradecer a quienes, de una u otra forma, apoyaron esta iniciativa de Radialistas Apasionadas y Apasionados: la oficina de UNESCO en Quito por aportar el empujón inicial; a CAFOD por confiar siempre en nuestras iniciativas; a HIVOS y la DW-Akademie por sus apoyos para ir mejorando la web y mantener el servidor; a Código Sur por sostener técnicamente Radioteca la mayoría del tiempo que estuvo activa; a Roberto Soto por su solidaridad técnica en estos últimos años; y la Red de Radios Comunitarias y Software Libre que, junto a Guifi.net, permiten que esta versión final de Radioteca siga en línea y no se pierdan nunca los audios que muchas radios nos confiaron a lo largo de 14 años.

Recomendamos Archive.org para guardar tus audios online.

INCENDIOS FORESTALES
INCENDIOS FORESTALES
Descripción:

¡No quememos los bosques!

Libreto:
No hay libreto disponible.

[Leer licencia]
Este material se publica bajo los términos de la licencia:
Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional
Usted es libre de:

Compartir — copiar y redistribuir el material en cualquier medio o formato.

Adaptar — remezclar, transformar y construir a partir del material.

Bajo los siguientes términos:

Atribución — Usted debe dar crédito de manera adecuada, brindar un enlace a la licencia, e indicar si se han realizado cambios.

No Comercial — Usted no puede hacer uso del material con propósitos comerciales.

Compartir Igual — Si remezcla, transforma o crea a partir del material, debe distribuir su contribución bajo la la misma licencia.


 
1 COMENTARIOS
Gonzalo Ramos Aranda / 03 de January de 2014

Les comparto mi poema . . . BOSQUE . . . JAS “Grave ecocidio forestal, la vida en peligro mortal.” Los árboles sufren de pie, por sus raíces, asidas a la fe, enferman, lloran, fenecen, tan cruel suerte no merecen. El más humilde follaje es víctima del ultraje, ¿quién resarcirá su orgullo, quién les dará tierno arrullo? Soy el alma de los bosques que, por culpa de unos torpes, “vegetan” con flora inerte o han encontrado la muerte. Soy la entraña de los montes, de colinas, horizontes, que han quedado desolados, por algunos desalmados. Soy la esencia de natura, víctima de la incultura, de intereses de unos cuantos, por los que sufro de espantos. Florestas de oyamel y pino, ¿porqué tan brutal destino?, son taladas, son quemadas, en lugar de ser amadas. Robles, caobas maderas, tropicales arboledas, de la vida son las vetas, hay que imponer serias vedas. Contingencias ambientales, algunas monumentales, destruyen su ecosistema, por imperio, por sistema. ¡A impedir que eso suceda, que su grandeza no muera!, son los pulmones del orbe, oxígeno que se absorbe. Soy la conciencia de todos los seres humanos probos que, a toda ciencia y paciencia, cuidarán de la existencia. De las frondas, de su fauna, dejando atrás todo trauma, remediando el ecocidio, la sociedad en concilio. Soy principio de justicia que, a los pueblos, acaricia, soy la condena del mundo que clama, en lo más profundo: “Talamontes infelices, que no siguen directrices, incendiarios despiadados que, del diablo, son aliados. Dejen en paz nuestros bosques, ya somos sus guardabosques, ¡muy pronto tendremos fiesta, nuestro amor los reforesta!” Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda Pátzcuaro, Michoacán, México, a 06 de junio del 2013 Reg. SEP Indautor No. 03-2013-111212464200-14 A la memoria de la Reserva Ecológica “Estribo Grande”, pulmón de la región de Pátzcuaro, devastada en un 90% (noventa por ciento), debido al incendio ocurrido los días 12 y 13 de abril del 2013.