SER PROPIETARIO, POSEEDOR O TENEDOR, NO ES LO MISMO
0:00:00
0:03:53
Producido por: Orientación Comunitaria (Argentina) Idioma: Castellano Formato y tamaño: mp3 / 8,90 Mb Fecha de producción: 1 de Junio de 2009
Parte de la serie: DERECHO A LA TIERRA [Ver +]

Descripción:

Conocer nuestros derechos nos permite evitar que otros abusen de lo que es nuestro.

Libreto:

“SER PROPIETARIO, POSEEDOR O TENEDOR, NO ES LO MISMO”

Pájaros, Ladridos de perros, relinche de caballo, Gallinas, Chanchos. Perro

PATRICIA: Pedro, andá buscá el caballo, dale de comer a las vacas y mete esas cabras, apurate antes que se oscurezca. Y fijate si tu abuela necesita algo.

NACHO: ¡Mamá! Donde esta mi Tata.

PATRICIA: Está al fondo con las gallinas, ¿Por qué? ¿Qué necesitas?

NACHO: A Don Omar parece que le quieren quitar las tierras y está todo el pueblo en la comisaría.

NACHO: Tata! Dice Ricardito que a su papá le quieren quitar las tierras, que andan unos hombres alambrando y tirando tiros al aire. Ahora están todos en la comisaría. ¿A nosotros nos puede pasar lo mismo?

ROGER: Quedate tranquilo hijo, no va pasar nada. La ley nos protege y establece derechos para los poseedores de tierras como Don Omar y nosotros.

NACHO: ¿Y que es un poseedor tata?

ROGER: ¡Hijo! Hay una ley que dice que hay tres formas de estar en la tierra, como propietario o propietaria, como poseedor o poseedora o como tenedor o tenedora.

NACHO: ¿Y cual es la diferencia entre cada uno?

ROGER: Muy simple. Un tenedor o tenedora, es alguien que está en la tierra pero reconoce que otra persona es el dueño o dueña. Es lo que hacemos nosotros con el terreno de la abuela. Lo usamos para sembrar zapallos, lechugas, perejil para nuestro consumo familiar. Pero sabemos que no es nuestro y la abuela también sabe que cuidamos de su tierra.

NACHO: ¡Ah! Eso es un tenedor. ¿Y con nuestras tierras, también somos tenedores?

ROGER: No, en ese caso somos poseedores, porque vivimos, trabajamos y cuidamos de nuestras tierras, que nos permite vivir todos los días. Ahí decimos que nosotros tenemos “ánimo de dueño” porque podemos demostrar con nuestro trabajo que vivimos y cuidamos de ella. El abogado que nos capacita en el pueblo, nos explicó que hay una ley que se llama veinteañal, que protege a aquellas personas que hace más de veinte años viven en sus tierras.

NACHO: ¿Y por qué a Don Omar le quieren quitar las tierras?

ROGER: En ese caso, la gente que quiere entrar en las tierras de Don Omar, las estarían usurpando. Porque Don Omar y su familia viven ahí desde siempre.

PATRICIA: En estos últimos años, usted ha visto mijo que es muy común ver como llegan personas y se quieren adueñar de todas nuestras tierras.

NACHO: Entonces es bueno que todos los campesinos y campesinas conozcamos que tenemos derechos y que las tierras son nuestras porque siempre las trabajamos.

ROGER: Si usted es molestado o molestada o despojado o despojada. El artículo veinticuatro setenta del código civil, dice que, podemos ejercer el derecho a defendernos por nosotros mismos, usando una fuerza igual a la que realiza quien intenta usurpar nuestros terrenos o desalojarnos, siempre y cuando la policía o la justicia tarde en llegar.

Conocer nuestros derechos nos permite evitar que otros abusen de lo que es nuestro.

VOZ INSTITUCIONAL: Este es un mensaje de PRADE en el marco del proyecto ORIENTACION COMUNITARIA Y PARTICIPACION CIUDADANA EN SANTIAGO DEL ESTERO.

En Radioteca los audios, series y textos están publicados con una licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0. Puedes distribuir y transmitir el material citando las fuentes.Puedes mezclar, transformar y crear nuevo material derivado siempre que lo distribuyas bajo la misma licencia que la obra original.
 

Hay 2 comentarios

captcha
  • Por EL MOCHO / O_o / 4 de Septiembre de 2013 a las 19:14

    Muy bien, muy bonito, muy bien explicado qué es tenedor y poseedor... ¿Y QUÉ ES EL PROPIETARIO?

    Responder


  • Por Sonia / 4 de Agosto de 2014 a las 10:33

    SERÍA QUE LOS QUE LLEGARON A QUITAR LA TIERRA SON LOS VERDADEROS PROPIETARIOS Y YA LA LEY NO ES VEINTIAÑERA SINO QUE LA MÁXIMA ES DIECIAÑERA.

    Responder